Libro de Basecamp

Voces

Cómo Basecamp creó la cultura de empresa perfecta

Reading Time: 5 minutes

Según Loulla-Mae Eleftheriou-Smith, las horas de asuntos propios, un espacio de trabajo tranquilo, sueldos transparentes e incentivos auténticos son solo algunas de las formas de crear un entorno de trabajo sano, feliz y productivo

 

¿Semanas de ochenta horas? ¿Reuniones por la noche? ¿Correos electrónicos un domingo por la noche? Según los gerentes de la empresa de aplicaciones web Basecamp, con sede en Chicago, trabajar muchas horas no es sinónimo de productividad.

Sin embargo, con las notificaciones constantes, fechas límite y objetivos que cumplir, puede ser difícil desconectar, aunque según la investigación llevada a cabo por la Universidad Nacional de Australia, se ha demostrado que trabajar más de 39 horas a la semana es perjudicial para la salud física y mental de las personas.

Con el objetivo de compartir sus métodos para crear un espacio de trabajo más feliz y productivo, el director general de Basecamp, Jason Fried, y el director de tecnología, David Heinemeier Hansson, han escrito un libro llamado "It Doesn’t Have to Be Crazy at Work". En este libro, Fried comparte sus consejos y sugerencias.

Jason Fried y David Heinemeier Hansson, autores del libro de Basecamp

David Heinemeier Hansson y Jason Fried, director de tecnología y director general de Basecamp

Proteja el tiempo de las personas

Fried cree que la gente debería poder trabajar ocho horas al día sin interrupciones, cinco días a la semana, sin tener que sacrificar su tiempo personal y, sobre todo, horas de sueño. Los riesgos para la salud causados por la privación del sueño son muy conocidos, pero la investigación de Rand ha descubierto que también afecta a la economía mundial. En Estados Unidos se pierde un equivalente a 1,23 millones de días laborables al año debido a la falta de sueño, 604 000 en Japón y 209 000 en Alemania. Y, cuando las personas duermen suficiente, son "más pacientes, más amables, más inteligentes y más creativas", afirma Fried.

De esta manera, Basecamp no tiene reuniones obligatorias que ocupan tiempo de trabajo. Si la gente se queda hasta tarde, Fried les pregunta por qué e intenta buscar formas de reorganizar la carga de trabajo y las fechas límite para asegurarse de que no tengan que trabajar hasta tarde. Lo mismo ocurre con los días de vacaciones: se anima a los empleados a que se tomen unas vacaciones en lugar de disuadirles de cogerse las vacaciones a las que tienen derecho. "Es mi responsabilidad proteger el tiempo de las personas", afirma Fried. 

Aplique normas de biblioteca  

Las interrupciones en la oficina son la perdición de la productividad. En el "2018 Workplace Distraction Report" de Udemy, se determinó que los compañeros charlatanes y el ruido de la oficina son los motivos principales por los que la gente se siente interrumpida en el trabajo, lo que afecta a los niveles de estrés y de motivación de los trabajadores.

Aunque muchos empleados de Basecamp trabajan de forma remota, la empresa ha introducido unas normas de biblioteca para eliminar las distracciones de las personas que trabajan juntas.

"Estuvimos pensando en los lugares idóneos para pensar y estudiar, que es justamente lo que se supone que uno tiene que hacer en el trabajo", explica Fried. "En cualquier biblioteca del mundo, el ambiente es el mismo: la gente está tranquila y es respetuosa, no se molestan los unos a los otros. Ese es el modelo perfecto para una oficina".

Y, si necesita tener una conversación, hay salas en las que la gente puede hablar a todo volumen, igual que en una sala de estudio de una biblioteca.

Discrepe y comprométase

Cuando el propietario de Amazon, Jeff Bezos, escribió en una carta a las partes interesadas en la que "discrepaba y se comprometía" en cuanto a la creación de un nuevo programa de televisión, Fried y Heinemeier Hansson pensaron que esas palabras son muy acertadas para describir cómo se toman decisiones en Basecamp. Bezos creía que el programa propuesto de Amazon Studios no funcionaría, pero su equipo lo animó a que diera el visto bueno y respondió: "No estoy de acuerdo, pero me comprometo y espero que sea el programa más visto que jamás hayamos creado".

Fried dice que Basecamp ha tenido momentos en los que "debatíamos sin descanso, intentando que todas las personas involucradas en una decisión estuvieran de acuerdo, pero era muy difícil, requería mucho tiempo y la gente con más poder de decisión en la sala solía salirse con la suya". Fried cree que es más importante asegurarse de que todo el mundo tenga la oportunidad de expresarse y poder discrepar con los demás sin generar resentimiento que obtener un voto unánime. Él y Heinemeier Hansson aplican este método de discrepar y comprometerse con frecuencia, y usan los mismos valores que Bezos. "Quiero que la gente tenga éxito", dice Fried. "No quiero que fracasen para demostrar que yo tenía razón".

Jason Fried, cofundador de Basecamp

Jason Fried, director general de Basecamp

Ofrezca transparencia salarial 

Si hay algo que puede dividir un espacio de trabajo en cuestión de segundos son las diferencias salariales. En un estudio de PayScale se descubrió que, en una encuesta realizada a 71 000 trabajadores, las conversaciones honestas y abiertas sobre los sueldos se consideraban más importantes que las de avance de carrera profesional. Además, la intención de las personas de abandonar una empresa estaba directamente relacionada con su sueldo.

Basecamp cambió su estructura salarial hace unos años. "Nos dimos cuenta de que una persona puede ser buena en su trabajo, pero no significa que deba ser buena negociadora para conseguir un buen sueldo", explica Fried. "Es básicamente injusto".

Ahora, hay un nivel de sueldo adaptado a cada función: diseñadores junior, programadores sénior o representantes de servicio al cliente. El sueldo es competitivo, 10 % más que el resto del sector, pero elimina todos los prejuicios que pueden influir en la fijación de los salarios o en el intento de igualar las antiguas escalas salariales de las nuevas contrataciones. "Creemos que es la forma más sana de trabajar", afirma Fried.

Deshágase del CV

Intentar crear el CV perfecto es un arte en sí, pero no siempre tiene por qué revelar mucho sobre una persona. Es por eso que Basecamp contrata a los candidatos para que trabajen para ellos durante una semana en un proyecto, pagándoles por su tiempo.

"Si vamos a contratarle, lo única forma de juzgarle es haciendo que participe en un proyecto para nosotros. No esperamos la perfección, pero es su propio trabajo, así que podrá explicar lo que hizo y por qué, y [podremos ver] cómo maneja las críticas y con qué le gusta trabajar", dice Fried.

Ofrezca a los trabajadores beneficios reales, no beneficios "trampa"

Los incentivos de una empresa, como cenas gratis para la gente que trabaja hasta tarde, salas de juegos y cerveza gratis los viernes pueden parecer muy atractivas, pero todo eso genera un problema: hacen que se quede en la oficina. Fried los denomina "beneficios trampa", y Basecamp los intenta evitar.

En lugar de eso, invierte en actividades que benefician las vidas de los empleados y, a su vez, benefician a Basecamp por tener empleados felices. Eso significa pagarles las vacaciones, ofrecerles dinero para que se lo gasten en una actividad de bienestar (ya sea en yoga o en una bicicleta) y pagarles una sesión de masaje mensual (en un spa de verdad, no en la oficina), entre otros incentivos.

"Haremos que vayan a lugares fantásticos, y lo mejor es que no solo son vacaciones, sino una experiencia que no hubieran hecho por sí solos", dice Fried. Pero la empresa no lo hace para obtener reconocimiento. "Lo hacemos porque nos parece lo justo", concluye.


Loulla-Mae Eleftheriou-Smith es una periodista basada en el Reino Unido que escribe para The Independent y The Huffington Post, entre otras publicaciones.

Descubra cómo los espacios de oficinas flexibles de Regus pueden mejorar la cultura de su empresa